Anualidades – Inversiones sin el factor riesgo a corto, mediano y largo plazo

Invierte en tu retiro de la manera como recomienda Julie Stav: En las Anualidades, donde si el mercado de valores sube, tú ganas, pero si baja, no pierdes. ¡Garantizado!

Regístrate ahora y habla con uno de mis agentes:

Inscríbete: haz clic aquí o envía un mensaje de texto con la palabra retiro al 82149 y comienza a ahorrar para tu retiro.

En este seminario te voy a mostrar opciones de inversión sin riesgo, en cada una de las tres gavetas, o sea, para tus metas a corto, mediano y largo plazo.

También hablaremos sobre el DRIP del mes de junio, el estado general de la Bolsa, y las oportunidades que han emergido tras la reciente baja.

Y como siempre, trae tus preguntas para que Mario las responda en vivo.

Aprende a proteger tu dinero de la jubilación – Anualidades

Aprende a proteger tu dinero de la jubilación cuando el mercado de valores empiece a declinar con Anualidades.

Muchos de ustedes me contactan con una simple pregunta: Julie, ¿Cómo me recomiendas que ahorre para mi jubilación?

Bueno, primero quiero decirles en pocas palabras mis tres reglas cuando se trata de tu jubilación:

1. No arriesgues tu dinero.
La primera regla es no arriesgar tu dinero de la jubilación, simplemente porque tu trabajas muy duro para ganártelo y porque vas a depender de él cuándo se llegue el momento de tu retiro. Créeme, tu no quieres verlo disminuir y que se convierta en menos de lo que ahorraste.

2. Duerme tranquilo por la noche.
Cuando se trata de tu jubilación, no querrás preocuparte por administrarla, despertarte en medio de la noche y revisar lo que está haciendo o cómo se ve afectada debido a una situación política o una crisis financiera.

3. Hazla crecer lo más que puedas.
¿Aunque tu no quieres arriesgar tu dinero, todavía quieres hacerlo crecer de alguna manera verdad? Ya que es una inversión a largo plazo, cada dólar que inviertas puede convertirse en un número grande cuando llegue el momento.

Desafortunadamente, muchos de ustedes me contactan después de haber tomado una decisión equivocada con el dinero de su retiro y ya me es difícil poder ayudarles. Por esta razón le pedí a Mario Medina, mi principal Analista Financiero que produjera un pequeño video en donde les explique acerca de mi recomendación al invertir para la jubilación: Las Anualidades de Índice.

Tu primer paso es ver este video y educarte a ti mismo. Luego ponerte en contacto con mis agentes licenciados y profesionales quienes encontraran la solución que mejor se adapte a ti.

Para programar una llamada con mis agentes de anualidades:

1. Haz clic en este enlace: https://juliestav.typeform.com/to/KrDEg3

1. Envía la palabra retiro al 82149

2.  llámanos al +1-323-615-2657 y déjanos un mensaje para que uno de nuestros agentes te contacte.

Conferencia Anual de Chicas Mom 2019

Los invitamos a la tercera conferencia anual de Chicas Mom, Inc. donde vamos a estar formando tremendo gallinero financiero hablando de lo importante que es para nosotras las mujeres de empoderarnos, y yo particularmente, te voy a hablar de cómo puedes empoderarte desde el punto de vista financiero.

No tienes que ser mujer eh, ¡TODOS están bienvenidos! Después de todo, el dinero es verde, no es rosado para las mujeres o azul para los hombres. Así es que apuntalo en tu calendario, ya yo lo hice y voy a estar contigo allí toda la noche, el primero de marso, en Mission College (Sylmar – California).

Estaremos transmitiendo el evento EN VIVO en YouTube y Facebook

1 de Marzo del 2019

El evento es desde las 5:00pm de la tarde hasta las 9:30pm de la noche, pero estaremos trasmitiendo EN VIVO empezando a las 6:00pm (hora del Pacífico)

 

*Para ver el evento En VIVO a la hora indcada: 

 

También lo puedes ver en Facebook Live Si no lo has hecho,
dale like a mi página: @TuDineroConJulieStav

 

Para comprar boletos para ir al el evento:

*El evento EN VIVO por medio de YouTube y Facebook es gratis, pero no transmitiremos el evento entero.

 

Dirección del evento:

Los Angeles Mission College
13356 Eldridge Ave. Sylmar, CA 91342

 

¡Los esperamos!

 

“Mujer Empodérate!”
Emprende, Invierte, Reinventate
Julie Stav

¿Por qué la gente necesita comprar un Seguro de Vida?

El seguro de vida no es para nada atractivo. No es divertido hablar de él y mucho menos es un proceso agradable. Sin embargo al igual que la muerte y los impuestos, comprar un Seguro de Vida, es una parte esencial de nuestro existir  y un elemento crucial de una buena planificación financiera.

La mayoría de las personas están conscientes que necesitan un seguro de vida  pero, desde mi experiencia, muchas personas lo postergan hasta que ocurre un acontecimiento  de la vida que los empuja a comprarlo. Sin embargo, hay algunos beneficios serios que se pueden dar para comprar un seguro, especialmente si si usted tiene deudas, está casado o planea casarse, tiene o está planeando formar una familia, o si usted es dueño de un negocio.

¿Cómo trabaja un Seguro de Vida a Término?

El Seguro de Vida a Término, es el más sencillo y simple de todos los seguros, como su nombre lo dice es un seguro por un periodo de tiempo determinado que puede ser de 5,10, 15, 20, 25 o 30 años. El asegurado (usted) selecciona un monto de cobertura con la compañía  de seguros y decide por cuántos años va a mantener la póliza, y usted se compromete a pagar una prima anual (determinada por la compañía de seguros) hasta que se venza el número de años escogido por usted.

20 Cosas que Tu Debes Saber Antes de Comprar un Seguro de Vida

Si estás pensando en adquirir una póliza de Seguro de Vida, debes tener claro que no la estás comprando porque está de moda o porque escuchaste que es una buena idea tenerla, sino porque estas pensando en cómo proteger financieramente a tu familia en el momento en que tu llegues a faltarles.

1. Revisa tus necesidades de por qué deseas tener un seguro de vida.

2. Habla con un agente de seguros, quien puede ayudarte a evaluar tus necesidades y darte información sobre las pólizas de Seguros de Vida que tenga disponibles y se adecuen a tu presupuesto.

3. Decide cuánta cobertura tu vas a necesitar.

4. ¿Cuánto es el ingreso familiar que tu aportas?
¿Alguien más depende de ti financieramente?
¿Cómo pagará tu familia los gastos finales y las deudas después de tu muerte?
Basándote en las respuestas a éstas preguntas, decide cuánta cobertura vas a necesitar, por cuánto tiempo los cubrirá y lo que tu puedes pagar. Tu debes asegurarte de comprar un seguro de vida que sea suficiente para cubrir los gastos financieros de una muerte inesperada o inoportuna.

5. Evalúa tu póliza de seguro de vida actual, si la tienes.

6. Si ya tienes una póliza de seguro de vida, no la canceles hasta que hayas recibido la nueva.
Después de recibirla tienes un tiempo mínimo para revisar tu nueva póliza y decidir si es lo que quieres.
Ten en cuenta que es posible que no tengas que cancelar tu póliza actual. Es posible también que puedas cambiar tu póliza para obtener la cobertura o los beneficios que deseas ahora.

7. Compara los diferentes tipos de pólizas de seguro de vida que hay en el mercado.

8. Hay dos tipos básicos de seguro de vida:
– Seguro de Término.
– Seguro de Valor en Efectivo.
El seguro a plazo generalmente tienen primas más bajas en los primeros años, pero no acumula valores en efectivo que puedas utilizar en el futuro.

El Seguro de Vida de Valor en Efectivo puede ser de varios tipos:
– De vida entera.
– De vida universal.
– De vida variable.
Tu elección debe basarse en tus necesidades actuales y en las futuras, así como también en lo que tu puedas pagar.

9. Asegúrate de que puedas pagar las primas a tiempo.

10. Antes de comprar una póliza de seguro de vida, asegúrate de que puedes manejar los pagos de las primas.
¿Puede pagar la prima inicial?
Si la prima aumenta más tarde, ¿Seguirás teniendo los medios para pagarla?

11. Haz que un agente de seguros te ayude a evaluar el futuro de tu póliza de vida.

12. ¿Qué tan rápido crece el valor en efectivo?
Algunas pólizas tienen valores en efectivo bajos en los primeros años que se van acumulando rápidamente más tarde. Otras pólizas tienen un mayor nivel de acumulación de valor en efectivo.
Pídele a tu asesor de seguros que te muestre una proyección de todos los años los valores y beneficios.

13. Mantén tu Póliza Actual.

14. Es importante que no abandones una póliza y compres otra sin hacerle un estudio exhaustivo de la nueva política y de la que tienes ahora. Reemplazar tu póliza de seguro puede salirte costoso.

15. Comprende las políticas de renovación de tu póliza.

16. Tu puedes renovar la mayoría de las pólizas de Seguro de Término por uno o más términos incluso si tu salud ha cambiado.
Cada vez que renuevas la póliza por un nuevo término, las primas pueden ser más altas. Pregunta cuáles serán las primas si continúas renovando la póliza. También pregunta si perderás el derecho de renovar la póliza a cierta edad.

17. Lee Tu Póliza Cuidadosamente hasta la letra pequeña.

18. Preguntale a tu asesor de seguros:
¿Las primas o beneficios varían de un año a otro?
¿En qué medida se acumulan los beneficios en la póliza?
¿Qué parte de las primas o beneficios no está garantizada?
¿Cuál es el efecto de los intereses sobre el dinero pagado y recibido en diferentes momentos de la póliza?
Todas estas son preguntas que tu debes ser capaz de responder al estar leyendo tu póliza a fondo. Tu agente puede ayudarte a entender las cosas que no están claras y que tu no comprendas.

19. Revisa tu programa de Seguro de Vida cada año.

20. Estás son otras preguntas que debes hacerle:
¿Cómo afectará la inflación a tus necesidades futuras?
¿Necesitarás más seguro cuando aumente el tamaño de tu familia?
Revise tu póliza con tu agente de seguros, cada año para que te mantengas al día con los cambios en tus ingresos y necesidades.

Consejos clave para compradores de seguros de vida por primera vez.

¿Deseas comprar un seguro de vida por primera vez? Si es así, probablemente te estés haciendo preguntas como:
– «¿Cuánto necesito?»
– ”¿Qué tipo de póliza es mejor?»
– “¿A qué compañía debo comprar?».

No hay duda de que comprar un seguro de vida por primera vez, es como cualquier otra experiencia nueva, puede ser más que un poco desalentador. A continuación te presento seis consejos importantes que esperamos que hagan que el proceso sea más suave al eliminar las frustrantes salidas en falso y los baches innecesarios en el camino.

Trata de entender POR QUÉ LO NECESITAS.
Aunque la mayoría de las personas necesitan un seguro de vida en algún momento de sus vidas, no es necesario que compres una póliza sólo porque escuchaste que era una buena idea.

El seguro de vida está diseñado para proporcionar a las familias seguridad financiera en caso de muerte de la esposa o el padre. La protección del seguro de vida puede ayudar a pagar hipotecas, ayudar a proporcionar una educación universitaria, ayudar a financiar la jubilación, ayudar a proporcionar legados caritativos y, por supuesto, ayudar en la planificación del patrimonio. En resumen, si otros dependen de tus ingresos para su manutención, tu debes considerar seriamente el seguro de vida.

Configuración de mensajes para recibir recordatorios de los seminarios en vivo

Complete su información

*Tenga en cuenta que puede tardar 24 horas en actualizarse y empezar a recibir los recordatorios por texto.
Puedes acceder a los seminarios en vivo usando el enlace que ponemos en la página de SEMINARIOS EN VIVO.

Cómo hacer comentarios en los seminarios EN VIVO

Para hacer comentarios en los seminarios EN VIVO:

Tienes que ingresar a tu cuenta con YouTube (Google): Haz clic donde dice «Sign-in» y pon tu correo electrónico, y contraseña (de YouTube o Google). Si tienes un teléfono Android, es probable que ya tengas una cuenta de Google.

-Tienes que abrir un canal en tu cuenta de YouTube. En inglés: «Open a Channel»: Después de ingresar a tu cuenta, haz clic en tu foto o el símbolo de tu perfil arriba a mano derecha, y después, donde dice «My Channel»

-Por último, verás un mensaje como éste: Haz clic donde dice «Create Channel»

*Si no ves este mensaje, es probable que ya tengas un canal abierto, y ya puedes hacer comentarios en vivo. Después de entrar al seminario con la invitación que mandamos, puedes comentar en la cajita a la derecha del seminario.

*En la aplicación de YouTube en tu teléfono, la cajita de comentarios se tiene que abrir de abajo.

¿Cuál es tu personalidad financiera?

GENERACIONES, ADULTOS
67(06)

¿Cuál es tu personalidad financiera?

No sabes por qué botas el dinero. O quizás piensas tanto qué hacer
con él… que acabas no haciendo nada. O guardas tus ahorros como un
ratoncito. ¿Cuál es la causa de qué nos comportamos así con
respecto a nuestras finanzas? ¡Entérate por qué quizás tu propia
personalidad tenga la respuesta!

Por Julie Stav

Con el paso de los años he aprendido que la verdadera independencia
económica sólo puede lograrse si se entiende que los sentimientos y
las finanzas son elementos que van de la mano. Por eso tu
personalidad, tu temperamento, tu autoestima, tus temores y
esperanzas tienen mucho que ver con la forma en que manejas el
dinero—y, por tanto, con lo que obtendrás de él a largo plazo.
Eso es lo que planteo en mi libro ¡El dinero que hay en ti!,
una guía para que aprendas a conocer esas características, las
manejes sabiamente y sepas maniobrar tus finanzas sin que ellas te
impulsen a tomar malas decisiones.

A mi entender, son cinco las personalidades financieras, y en una o otra
de ellas caemos casi todos los humanos. Conócelas un poco y
determina quién y cómo eres con respecto al dinero:

El Impulsivo… Decidido, confiable y organizado, tiene muchísimas
posibilidades de triunfar en sus finanzas… si pudiera poner freno a
sus impulsos emocionales de gastar dinero y dedicara tiempo y
esfuerzo a organizar su economía. A veces gasta sin pensarlo para
llenar el vacío creado por meses de sacrificio y esfuerzos para
triunfar, sin darse la oportunidad de descansar y echarle una
tranquila mirada al mundo que lo rodea.

¿Qué debería hacer? Poner a un lado ese dinero antes
de que llegue a sus manos, mediante programas de deducciones de
salario, planes 401(k) y depósitos automáticos. Sustituir la vieja
costumbre de “gasta, paga y vuelve a gastar” con “ahorra,
gasta y vuelve a ahorrar”.

El Buenazo… Generoso, frugal, goza de una paz interna, sentido del
trabajo, su familia y sus amigos, y no se deja seducir por el poder
de adquisición. Pero su grado de despreocupación respecto al dinero
es tal que no hace planes para el futuro. Su naturaleza confiada lo
convierte en víctima fácil de depredadores financieros.

¿Qué debería hacer? Entender el lazo que existe entre su
bienestar financiero y la felicidad los suyos, las obras caritativas
y el avance social. Le vienen como anillo al dedo las inversiones
con responsabilidad social y los planes de ahorro a largo plazo
(pues no se dejan llevar por la tentación de alterarlos).

El Sabelotodo… Puede diseñar el presupuesto perfecto o aprovechar
al máximo toda posible deducción de impuesto, pero tiene tanto
miedo de llevar a la práctica lo que averiguó y de pasar por alto
algún detalle, que casi nunca llega a una decisión, lo que le
cosstará mucho dinero.

¿Qué debería hacer? Simplificar el proceso de analizar sus finanzas,
observar una sola vez al mes cómo van sus inversiones, no
considerar, por gusto, detalles innecesarios y no pensar en que
tiene que hacer todo el análisis de sus finanzas él mismo.

El Botarate… Maestro en establecer conexiones y relaciones,
excelente comunicador y árbitro de ideas e innovaciones… pero su
intenso deseo de que lo vean con buenos ojos lo lleva a gastar en
exceso, la mayoría de las veces en los demás. Compra de manera
impulsiva, no establece un presupuesto, usa numerosas tarjetas de
crédito y casi siempre está endeudado. Le parece que ahorrar dinero
es algo aburrido e imposible, y su lema es “disfruta la vida
mientras vivas”.

¿Qué debería hacer? ¡Aprender a multiplicar sin sudar tanto! Eso
sucederá cuando descubra el mercado de acciones, pues la Bolsa es
algo que parece inventado para él o ella. Cuando ya haya
concentrado sus energías invertir de manera inteligente, llegará
la hora aprender a controlar la salida de su dinero.

El Agarrado Miedoso… Es la persona ahorrativa en exceso que, por
lo general, actúa en respuesta a desilusiones pasadas. No tiene
deudas, no hace gastos extravagantes y es muy estricto con sus
gastos, pero al final, quizás se quede con mucho menos dinero del
que anticipó.

¿Qué debería hacer? No concentrarse en las cosas que pudieran salir
mal, enfocarse en lo que desea para su porvenir y comenzar a a dar
los pasos para asegurar que eso suceda. Debe entender que puede
ahorrar, pero también gastar, que puede ganar más dinero si
se le acaba el que tiene, que el verdadero valor del dinero reside
en la calidad del tiempo que puede comprarle.

10 TERRIBLES ERRORES QUE AFECTARÁN TU RETIRO

GENER. 3RA EDAD
40(06)

10 TERRIBLES ERRORES QUE AFECTARÁN TU RETIRO

Cuando se es joven, el mañana parece muy, muy lejano… Y por eso con
frecuencia se toman decisiones financieras erróneas o apresuradas
que terminan por afectar la calidad de tu retiro…

¿Quién no quiere llegar a su tercera edad con una buena cuenta bancaria
o inversiones saludables que le permitan tener una vida financiera
despreocupada en los años del retiro? Aunque la respuesta podría
ser apabullante, en realidad no todas las personas hacen lo posible
por lograr esa meta, ya que toman decisiones desafortunadas en su
juventud. Examina y evita a toda costa estos 10 errores trágicos
para no “dar al traste” con tu ahorro para la jubilación:

Retirar el dinero de tu plan de ahorro.- Es muy tentador tener algunos
miles de dólares de la noche a la mañana sin tener que pagarlos.
Tal vez es por eso que —de acuerdo a un estudio de Hewitt
Associates— el 45% de los trabajadores retiran el dinero de su
plan 401 (k) cuando cambian de trabajo. Al hacer eso, sin haber
llegado a los 59 años y medio, casi la mitad del “guardadito”
se va en impuestos y penalidades. Ése, definitivamente, no es el
mejor camino hacia un buen retiro. Lo recomendable es transferir el
dinero a una cuenta IRA que te permitirá seguir ahorrando sin pagar
impuestos. Incluso, podrías trasladarlo al plan 401 (k) de tu nuevo
empleador.

No ahorrar suficiente.- Gastar ahora y guardar después es una
elección que podría significar no tener el dinero suficiente para
retirarte cómodamente. Ahorrar para el retiro no es una decisión
de si consumir o no consumir, sino de cuándo consumir. Sé
disciplinado ahora que puedes y no cuando ya no puedas trabajar.

No saber cuánto ahorrar.– Sí, tú entiendes que tienes que
guardar para el mañana, pero ¿cuánto es suficiente? Si no lo
sabes con años de anticipación, entonces podrías no llegar a la
meta. Puedes calcular con tu institución bancaria o un asesor
financiero qué cantidad es la correcta para alcanzar tu sueño.

Gastar tus ahorros rápidamente.- Dicen que “el dinero se va de las
manos como agua”. Por eso, cuando hayas logrado llegar a tu retiro
con un buen ahorro procura no despilfarrarlo. Lo ideal es calcular
cuánto puedes tomar cada año para que te rinda lo suficiente.

No hacer buenas inversiones.– Invertir no es suficiente para
mantener el dinero trabajando, hacerlo inteligentemente es el
complemento. En lugar de tener el dinero en un solo tipo de
inversión, diversifica.

Pagar demasiados impuestos.- Pon atención a las cuentas de inversión,
mientras algunos tipos de éstas te ayudan a ahorrar en impuestos,
otras pueden llevarte a pagar altas cifras al “Tío Sam”.

No ahorrar del todo.- Deja de de ver tu retiro como algo lejano y
olvida de la frase “Ahí Dios dirá”—mira el ahorro como una
responsabilidad y una necesidad.

Pagar mucho por asesoría financiera.- No hay nada de malo en pagar
por estos servicios siempre y cuando los cargos sean comprensibles.
Si no pones atención podría salirte “más caro el caldo que las
albóndigas”.

Retirarse prematuramente.- No es obligatorio retirarse cuando se llega a
la edad indicada. Si tienes el ánimo y energía para seguir
trabajando, hazlo—eso hará que tus ahorros sigan aumentando y por
tanto, habrá más dinero disponible para cuando sí sea el momento
ideal.

Dar tus bienes a otras personas.- Mientras tengas claridad
mental, no entregues tus ahorros ni tus propiedades a tus herederos
ni a otras personas, aunque confíes mucho en ellas (a menos que
tengas muchísimo dinero y te quedes tú con una buena parte). Haz
legados para después de tu muerte, pero mantén en tus manos las
riendas de tu dinero.

Establece, Administra y Protege tu Crédito

CRÉDITO
106(03)

Establece, administra y protege tu crédito

El gobierno federal te informa sobre cómo
un buen crédito te ayuda a conseguir mejores préstamos y
financiamiento

Muchas transacciones financieras en Estados
Unidos dependen del crédito. Cuando pides un préstamo, intentas
alquilar una vivienda, solicitas una tarjeta de crédito o servicios
públicos, el banco, prestamista o entidades crediticias revisan tu
crédito. Éste representa tu capacidad para cumplir con tus
obligaciones monetarias y sin él se te hará difícil obtener
cualquier tipo de préstamo. La Junta de la Reserva Federal reporta
que en promedio los
latinos tienen el segundo puntaje de crédito más bajo
después de los afroamericanos.

El crédito es, en realidad, tu historial
financiero, incluyendo deudas, préstamos, cuentas, tarjetas de
crédito, cobranzas, saldos pendientes y más. Si tu crédito es
bueno te resultará más fácil conseguir financiamiento con buenas
tasas de interés y si es malo perjudicará tu capacidad para
conseguir préstamos y servicios. Cuando solicitas crédito las
instituciones financieras y prestamistas analizan dos factores
principales:

Informe de crédito (credit report):
un registro de tus transacciones y cuentas financieras, préstamos,
deudas, tarjetas, cobranzas, pagos, saldos pendientes, información
personal y solicitudes de crédito. Los malos antecedentes
financieros pueden permanecer en tu informe de crédito por siete
años o más.

Puntaje de crédito (credit score):
un número, generalmente entre 300 y 850, que usan las instituciones
financieras y prestamistas para predecir tu probabilidad de pagar
préstamos a tiempo. Tu puntaje baja si tienes mucha deuda o no
pagas a tiempo y sube si manejas tu dinero de manera responsable. Un
puntaje por encima de 700 se considera muy bueno. Un puntaje por
debajo de 600 representa un riesgo para el prestamista y puede
causar que recibas una tasa de interés más alta o que tu solicitud
sea rechazada.

Establece tu crédito

Si planeas pedir un préstamo o financiamiento
en el futuro y no tienes crédito, sigue estos pasos para
establecerlo:

Abre una cuenta de ahorro o chequera a tu nombre.
Tus depósitos y retiros demuestran que administras tu dinero de manera responsable.

Solicita una tarjeta de crédito de una tienda o gasolinera local.
Generalmente es más fácil obtener una tarjeta de estos
establecimientos si no tienes crédito. Siempre paga a tiempo y sin
falta.

Solicita una tarjeta de crédito garantizada.
Éstas son tarjetas que debes garantizar con tu propio dinero
mediante un depósito y representan un riesgo menor para el
prestamista.

Solicita un préstamo o tarjeta de crédito con una persona que tenga crédito establecido.
El codeudor acuerda pagar la deuda si tú no puedes pagarla. Ten
presente que un préstamo es una obligación financiera para ti.

Administra y mejora tu crédito

Si ya tienes crédito o necesitas mejorar tu
puntaje, considera las medidas siguientes:

Paga tus cuentas a tiempo y sin falta.
El cumplimiento y la puntualidad mejoran tu historial y puntaje de
crédito.

Paga más del mínimo y reduce tu deuda.
Esto reduce los cargos de financiamiento y elimina tu deuda más
rápido.

Minimiza cuánto cargas a tu tarjeta. Un
saldo pendiente cerca del límite de tu tarjeta puede bajar tu
puntaje de crédito.

Controla la cantidad de cuentas que tienes.
Es bueno tener cuentas a base de crédito, pero tener demasiadas o
solicitar mucho crédito puede bajar tu puntaje. Abre solamente las
cuentas necesarias.

Revisa tu informe de crédito una vez al año.
Por ley puedes solicitar un informe de crédito gratis de cada una
de las agencias de informes de crédito cada 12 meses. Solicíta por
Internet en o a través de cada una de las agencias de informes de
crédito.

Corrige errores en tu informe de crédito.
Bajo la Ley de Informe Justo de Crédito (FCRA, por su sigla en
inglés) tanto las agencias de informes de crédito como las
compañías que les proveen tu información tienen la
responsabilidad de corregir errores en tu informe de crédito. Si
detectas errores, contacta a las agencias de informe de crédito y a
la compañía que proporcionó la información equivocada (por
ejemplo, tu tarjeta de crédito) inmediatamente para hacer las
correcciones necesarias. Ten presente que puede demorar un mes o más
para que aparezcan las correcciones.

Protege tu crédito

Cuando alguien roba tus datos personales y usa
tu crédito ilegalmente las deudas que acumulan aparecen en tu
informe de crédito y reducen tu puntaje.

Las estafas más comunes incluyen:

Ofertas de tarjetas de crédito que piden una cuota por adelantado antes de presentar tu solicitud.
Si recibes una de estas llamadas, solicita que no te vuelvan a
contactar y cuelga.

Anuncios, personas u organizaciones que ofrecen mejorar o arreglar tus deudas o crédito.
Muchas veces éstas hacen lo contrario: declararte en bancarrota, algo que permanece en
tu informe de crédito por diez años.
Escoge un asesor o consejero de crédito con cuidado.
El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano patrocina
agencias de asesoría de vivienda
que pueden ayudarte con asuntos crediticios relacionados a hipotecas, alquileres, etc.
El Departamento de Justicia también cuenta con una lista de agencias consejeras de crédito aprobadas (en inglés).

Solicitudes por teléfono o e-mail que parecen ser de agencias gubernamentales o financieras.
Muchas veces éstas en realidad son estafas para robar tu información personal. No divulgues tus
datos y evita el robo de identidad.